-------- Forwarded Message --------

Subject: [redesastres-l] Algunas modificaciones en el genoma de hongos patógenos los convierte en simbiontes....
Date: Mon, 23 May 2016 15:15:21 -0500
From: Odaylin Plasencia Márquez < Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. >;
To: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

El hongo del suelo Colletotrichum tofieldiae establece relaciones simbióticas con Arabidopsis, aportando nutrientes cuando son necesarios. Los hongos del género Colletotrichum son generalmente patógenos. Por lo tanto, Colletotrichum tofieldiae debe haber sufrido cambios en el curso de la evolución hasta convertirse en un microorganismo que establece simbiosis con Arabidopsis. En el proceso, el sistema inmunológico de la planta juega un papel clave.

Algunos investigadores del Instituto Max Planck estudian los cambios asociados con la interacción  y han encontrado que con sólo unas pocas modificaciones en el genoma este patógeno se convierte en un microorganismo beneficioso para la planta. La investigación se enfoca en la cuestión de cómo las plantas deciden lo que les beneficia y lo que les perjudica. Con este fin, han comparado los genomas de varias cepas de las especies beneficiosas de Colletotrichum tofieldiae con los genomas del patógeno Colletotrichum incanum. También investigaron los genes que los dos hongos activan cuando acceden a una raíz, en condiciones donde haya o no suficiente fosfato soluble en el suelo.La comparación genética mostró que el ancestro común de las dos especies de hongos era patógeno. Por lo tanto, las adaptaciones beneficiosas deben haber ocurrido más tarde en el proceso evolutivo. Los científicos también fueron capaces de demostrar que no hay genes universales para la simbiosis entre hongos y plantas. Así que esta relación simbiótica debe haber surgido de forma independiente en el curso de la evolución.Además, demostraron que la aceptación del hongo beneficioso por la planta no está asociada con un cambio radical en su genoma. Las especies beneficiosas y patógenos tienen genomas sorprendentemente similares. Por tanto, el cambio de patógeno a simbionte se basa en pocos cambios genéticos.

Ante la interrogante de cómo Arabidopsis responde a la presencia de los dos hongos, demostraron que depende de la cantidad de fosfato soluble en el suelo. Si hay suficiente fosfato disponible, la planta activa su sistema inmunológico para impedir la simbiosis, ya que no la necesita. Sin embargo, cuando se enfrentan a una restricción de fosfato en el suelo, se suprime la respuesta inmune. Por otra parte, el patógeno siempre desencadena una respuesta por parte de la planta, ya que no tiene nada que ofrecer a Arabidopsis.Los investigadores se centran actualmente en evaluar cómo el sistema inmunológico y la nutrición están vinculadas en las plantas.

Leer más en:

Stéphane Hacquard et al. Survival trade-offs in plant roots during colonization by closely related beneficial and pathogenic fungi, Nature Communications (2016). DOI: 10.1038/ncomms11362

 


 

November 26, 2020. Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria, webmaster@censa.edu.cu .